Mónica Maristain entrevista a Vivian Sánchez Barajas

“El tema sexual del libro definitivamente es inexorable que la voz lírica experimente en algún momento la culpa sobre el mismo cuerpo y el sexo. Este personaje no se estanca y logra salir adelante. Es una apertura total de mente, cuerpo y alma a las experiencias. El capítulo 2 del libro fue de los últimos que nacieron en Santorini. Ese personaje viene huyendo, ninguna de las mujeres hemos sido educadas abiertamente sobre nuestra sexualidad”, le dice la poeta a Mónica Maristain en esta entrevista para el portal Maremoto Maristain.

Aquí puedes leerla y mirarla.

Escritoras Mexicanas reseña Santorini

Ulises H. Hernández publica una amplia reseña sobre Santorini en la página de Escritoras Mexicanas, el proyecto liderado por Cristina Liceaga. Aquí la reproducimos íntegra:

 

Derivado del italiano, la isla volcánica de Santorini evolucionó fonéticamente de un nombre muy particular, Santa Irene. Esta isla es el locus amoenus de los escenarios interiores de los poemas que recoge el trabajo Santorini (Nieve de Chamoy, 2020), de la escritora mexicana Vivian Sánchez Barajas. Santorini es una emocionante apuesta por el deseo, por el erotismo, por la familia, incluso por la ciudad prometida.

La voz lírica confiesa, a manera de una Sylvia Plath, un amor, una pasión; en realidad, como lo enuncie el sujeto lírico da igual, porque en sus poemas el toque intimista es lo que dota de una calidad excepcional a estos poemas. Nos hace sentir que, luego de la búsqueda insaciable del deseo, hay un momento de lucidez, hay una tranquilidad, es cuando el poema se revela: la pequeña muerte que tanto gustaba durante el siglo xx.

Los poemas de Santorini, en voz de la autora en una entrevista publicada por Grado Cero, son confesiones de una verdad antigua, es decir, de lo autobiográfico. Se da paso a la experiencia a través del arte y del registro del lenguaje poético. Ya la filósofa María Zambrano había revelado la siguiente aseveración en torno a la confesión como género literario: “La verdad, toda verdad, es siempre trascendente con referencia a la vida, o si se la mira en función con la vida, toda verdad es la trascendencia de la vida, su abrirse paso”. Ese “abrirse paso” se da en poemas como “Deseo” y “Quebranto”, en donde el cuerpo queda en evidencia y sucede la verdad poética a través del espejismo de la lectura: comulgamos con la voz lírica y creamos el efecto estético.

Desde el primer poema que se deja leer, el antes mencionado “Deseo”, descubrimos ya la ruta que seguirá esta expedición por una isla volcánica que verterá la lava del deseo en los versos que logra la poeta, leemos “Mi cuerpo es un volcán en erupción, / una isla desierta con breves visitas”. El deseo, presente en toda esta creación, es el leitmotiv que dejará los poemas abiertos para la llegada de un ser anhelado, sus tropiezos y sus aciertos, pero también la esperanza que se proclama en cada verso como una victoria. “El juramento” es un poema útil para entender esto: “Dentro de mí, / hay promesas antiguas, / fuertes, feroces”.

Hay una concatenación de imágenes de color rojo, pero que luego de algunas pinceladas o versos resurge otro color y se da un vuelco a la interpretación de cada imagen que integra este trabajo poético, como en el poema “La hermafrodita”: un deseo dividido por las aguas, que tendrá que consumirse con el aleteo de una mariposa que le pone fin al encuentro. Así, la seducción de la verdad poética y de la vida, será una revelación para que la poesía de Santorini tome lugar, a propósito de esto sigue Zambrano: “Y toda verdad pura, racional y universal tiene que encantar a la vida, tiene que enamorarla”.

Quien lea los poemas de Vivian Sánchez Barajas asistirá al encuentro de la comulgación entre vida y poesía, entre cuerpo y deseo, las máximas configuraciones para sabernos humanos.

Sánchez Barajas, Vivian. Santorini. México: Nieve de Chamoy, 2020

 

Visita el sitio de Escritoras Mexicanas y la reseña original aquí.

«Editan obras completas de Juan Manuel Torres»

Merry MacMasters entrevista a José Luis Nogales Baena, responsable de la edición crítica de las Obras completas de Juan Manuel Torres, sobre el tomo uno de esta serie: Cuentos y relatos, y sobre la relación del autor veracruzano con su entrañable amigo Sergio Pitol.

Aquí la nota completa de La Jornada, publicada el 31 de marzo de 2021.